Jueves 12 de enero de 2017, 05:31

“No le vamos a perdonar que lo haya abandonado”

Mañana a las 19.30 familiares y amigos de Franco Galván (17) volverán a marchar hacía el palacio de Tribunales, exigiendo justicia por el joven que fue atropellado en plena Ruta Nacional 7, por un conductor que se dio a la fuga y se entregó más de una semana después. “Estamos viviendo una pesadilla, es inexplicable lo que pasó. Sabemos que si nosotros no nos movemos, esto se va a tapar”, dijo la tía del menor, Karina García en dialogó con La Verdad.

En la madrugada del 30 de diciembre pasado, Franco Galván, que circulaba a bordo de una moto, fue atropellado desde atrás por un auto, cuyo conductor se dio a la fuga. Sobre la Ruta Nacional 7, a pocos metros de la bajada del Club Banco Provincia, quedaron los restos del rodado del menor y partes de lo que después se supo era un Chevrolet Cruze.

El conductor del auto, Danilo Biasoli (25), se entregó más de una semana después del hecho en la Comisaría Primera, y tras pagar una fianza, según lo relatado por la familia de la víctima, fue puesto en libertad. “No pasó ni una noche en la comisaría”, comentó indignada García.

“Si nosotros no nos movemos esto se va a tapar, como todo lo que se tapó en Junín, va a ser una muerte más”, dijo la mujer, quien además recalcó que la familia todavía no pudo hablar con el fiscal de la causa, Angel Quidiello. “Creo que lo tendrían que haber dejado detenido, aunque sea una semana. Para por lo menos dejarnos a nosotros tranquilos, pero de entrada empezó más el fiscal”, dijo.

A lo que agregó: “nosotros no somos analfabetos, si es lo que piensa, que por ser pobres somos analfabetos. No somos gente de plata, a nosotros nos cuesta todo”.

La mujer dijo que “accidentes hay siempre, como en todos lados. Lo que no podemos perdonar es que lo haya dejado abandonado, lo dejó peor que a un perro. Porque si hubiese atropellado un perro seguro que paraba para mirar que había pasado”.

Además dijo que “no nos pueden decir que no se dio cuenta que atropelló a una persona, más al ver como quedó el auto. Algo tendría (duda la mujer) para irse así. Nadie se hizo cargo de nada, ni él, ni su familia. Tardaron más de cinco días en presentarse”.

Para la tía de la victima “un ser humano no hace eso. La madre de ese chico se tendría que poner en el lugar de mí cuñada, porque nadie está a salvo de nada. Porque así como hoy lo estamos pasando nosotros, mañana les puede pasar a ellos. No es que los estemos amenazando, pero hoy no sabes lo que te puede pasar en la calle”.

La mujer deja en claro que el hecho de que hayan dejado a Franco tirado en la ruta, muriéndose, los empuja en la meta de buscar justicia. “No queremos plata, queremos que vaya preso”, sentenció.

“Franco era buenísimo, por demás. Era cariñoso, vivía sonriendo. Tenía un corazón enorme, a lo mejor no era para este mundo. Pero nosotros no le encontramos explicación a lo que pasó”, dijo.

La familia del menor tiene miedo que el poder económico los deje sin justicia, por eso la mujer aseguró que van a ir hasta las ultimas consecuencias para que Franco tenga justicia y pueda descansar en paz.