Viernes 21 de abril de 2017, 07:42

Los policías serán sometidos a controles toxicológicos para prevenir el consumo

El gobierno de la provincia de Buenos Aires anunció que se realizarán controles toxicológicos a todo el personal de la policía bonaerense, incluida la cúpula de la fuerza y los funcionarios del ministerio de Seguridad, para prevenir el consumo, uso y abuso de sustancias psicoactivas.

También se extenderá el pedido de declaraciones juradas patrimoniales a unos siete mil oficiales inspectores y principales de la policía bonaerense y a todo el cuerpo de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado.

El tema fue abordado ayer por la gobernadora María Eugenia Vidal, quien sostuvo ”para poder vivir en paz y más seguros, es muy importante avanzar en la pelea contra el narcotráfico, una pelea que venimos dando hace un año y medio y que no vamos a parar”.

El subsecretario de Planificación, Gestión y Evaluación del Ministerio de Seguridad, Vicente Ventura Barreiro, habló ayer ante los micrófonos de LT 20 Radio Junín y dijo que “el anuncio que hizo hoy la Gobernadora obedece a una política de Estado que instalamos para perdurar en el tiempo, para que se continúe más allá de esta gestión”.

“Es un hito más de su lucha y su equipo contra la mafia, porque nosotros no somos parte y tenemos el respaldo moral de implementar estas medidas”, señaló.

Sobre los orígenes de esta decisión, el funcionario explicó que “obedece al diálogo que hemos tenido con los expertos en la materia, que se dedican a la prevención y consumo de sustancias psicoactivas. Además, la población de la policía de la Provincia no escapan a la realidad de los habitantes del país, y por otro lado, tenemos la responsabilidad de combatir duramente el narcotráfico. Tener adicción a las sustancias prohibidas o incluso a las sustancias ilícitas pero abusando, sería una clara alteración en esta lucha. No se puede estar libre de decidir si se tiene una adicción o compromiso con la sustancia, en algún lado debe adquirir estas sustancias. Si es un adicto, merece un tratamiento y nosotros cuidamos a nuestros policías”.

En el caso de resultados positivos sobre consumo de drogas, detalló que “se abren dos instancias: la intervención del Departamento de Sanidad para hacer su tratamiento, guiado por el doctor Carlos Damín, titular de la cátedra Toxicología de la UBA y del Hospital Fernández. Él nos da garantía de idoneidad y transparencia”.

“Además de la sanidad para el tratamiento y rehabilitación, se abre también la instancia de intervención de Asuntos Internos para que evalúe su condición y afectación al servicio. Probablemente una persona con este tipo de adicciones no puede ejercer la función, portar un arma, conducir un patrullero o cumplir con su tarea que es cuidar a los vecinos”, agregó.

 

Los controles. Ventura Barreiro explicó que “a partir de la resolución del ministro Ritondo, empieza un período de información y difusión sobre este tipo de adicciones, durante 90 días. Luego se iniciará el período de toma de muestras para análisis, que dará comienzo con el propio ministro y subsecretarios, conduciendo con el ejemplo”.

“También afectará a la Superintendencia de Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado, y Asuntos Internos, para cumplir con los 93 mil efectivos de la Provincia”, mencionó.

A la vez, resaltó que “no finaliza con la muestra, sino que es un proceso que luego se repetirá, porque es una política de control y supervisión del consumo”.

“Nosotros cuidamos a la policía con chalecos, autos blindados y brindando los elementos para que cumplan con su función, y ahora agregamos el cuidado de la salud”, agregó.

 

Declaración jurada. Por otra parte, el subsecretario bonaerense Ventura Barreiro se refirió al tema de las declaraciones juradas y explicó que “la Gobernadora anunció la extensión de la obligatoriedad de presentarlas. Hasta el año pasado, debían hacerlo todos los oficiales hasta la jerarquía de subcomisarios, y ahora se implementará hasta los oficiales inspectores. Son 2400 oficiales principales y 4000 oficiales inspectores, además de todas las jerarquías de Drogas, un universo que abarca 7500 policías más”.