Martes 14 de noviembre de 2017, 08:46

Los judiciales, de paro por un proyecto legislativo que busca eliminar la feria

La Asociación Judicial Bonaerense (AJB) se acoplará mañana al paro nacional que se impulsa en el sector para pedir por la devolución de descuentos realizados por la Suprema Corte y mostrar su oposición a la eliminación de la feria, que actualmente tiene lugar en los meses de julio y enero.

Las posibles reformas en el Poder Judicial encendieron la alarma en el sector: en la provincia de Buenos Aires, tras las declaraciones del presidente Mauricio Macri en las que aseguró que no podía ser que “que durante 45 días esté interrumpido el servicio de Justicia”, el diputado oficialista Guillermo Castello (Colación Cívica) reimpulsa un proyecto presentado en febrero que busca terminar la feria.

Desde el gremio mostraron su rechazo a la posible reforma y por eso irán mañana al paro y se movilizarán por las calles de La Plata. En tanto, el otro reclamo central que harán los judiciales es el de la devolución de los descuentos por los días de paro en agosto que en algunos casos alcanzaron hasta el 17% del salario.

A nivel local, en declaraciones realizadas, el secretario general de la AJB, Enzo Spadari, explicó que “celebramos que se esté hablando de una reforma en la Justicia porque los primeros que sabemos que la Justicia funciona mal desde hace muchos años somos los trabajadores judiciales, pero consideramos que la peor manera de entrar en este debate es solamente discutiendo la feria porque sabemos que eso no tiene mucho sustento".

“Estamos ante un Poder Judicial totalmente colapsado, con falta de personal, con muchos juzgados y dependencias creadas por ley pero que no están en funcionamiento porque no existe la voluntad política y presupuestaria para hacerlo y pensar que se va a poder cambiar esa realidad solamente discutiendo el tema de la feria es totalmente irreal”, recordó el dirigente.

A la vez, Spadari opinó que “es necesario y fundamental cambiar el modo que se seleccionan a los jueces. Consideramos que para tener una justicia verdaderamente independiente es importante que quienes son nombrados jueces no tengan que "deberle favores" a la dirigencia política”.

También habló sobre la necesidad de efectuar nombramientos para la cobertura de vacantes que se producen, y apuntó a la falta de funcionamiento de un nuevo Tribunal de Trabajo creado hace más de cuatro años y del segundo juzgado de Familia, además de la inexistencia de edificios propios.