Lunes 17 de julio de 2017, 08:41

Los argentinos comen menos frutas y verduras que el mínimo recomendado

 

En nuestro país, el consumo diario por persona de frutas y verduras es de 271 gramos. Escaso, si se tiene en cuenta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) aconsejan comer, como mínimo, 400 gramos. Y muy insuficiente en relación a los 700 gramos (300 de frutas y 400 de verduras) recomendados por las Guías Alimentarias para la Población Argentina, según informó InfoGEI.

De acuerdo a datos del INTA elaborados en base a la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares, de esos 271 gramos 197 gramos corresponden al consumo de verduras y 74 al de frutas. Pero si no se contabiliza el consumo de papa y derivados, el número total cae abruptamente a 200 gramos diarios, la mitad de la cantidad mínima recomendada. Las cifras coinciden con lo revelado por la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, que mostró que en Argentina se consumen dos porciones de frutas y verduras, cuando lo aconsejado es cinco.

 

Malos hábitos. La médica nutricionista, Daniela Esturo, indicó a La Verdad que “los argentinos tenemos malos hábitos de consumo. Uno tarde lo mismo en comerse una manzana que un paquete de papas fritas. Creo que muchas veces este tipo de cosas pasan porque no nos creamos un orden, un ambiente seguro dentro de la casa para que eso te genere buenos hábitos. Si ingerimos frutas y verduras nos aseguramos el aporte de fibras, de vitaminas y minerales necesarios, y son alimentos hipocalóricos que previenen la obesidad”.

“Tenemos que aprovechar el invierno para comer frutas y verduras, no pensar siempre en la ensalada fría. Las verduras, como el brócoli y la espinaca, se combinan muy bien con las pastas, podemos hacer guisos saludables y cazuelas de verduras, que son muy ricas. La fruta siempre viene bien, podemos tomarla en forma de jugo, licuada. Conviene, diariamente, consumir alrededor de 3 frutas y, en cuanto a la verdura, siempre tiene que predominar en el plato del almuerzo y la cena”, finalizó.

 

Instar al consumo. Durante el lanzamiento de la campaña Más frutas y verduras, el secretario de Agricultura Ricardo Negri, afirmó que “queremos pasar de 271 a 400 gramos por una cuestión de salud y bienestar. Estamos mirando los dos puntos de la cadena: al productor y al consumidor”.

“El consumo insuficiente es uno de los 10 factores principales de riesgo de mortalidad”, sostuvo Alberto Cormillot. Se calcula que el aumento del consumo de frutas y verduras podría reducir la carga de cardiopatía isquémica en un 31%, de accidente cerebrovascular en un 19% y de cánceres de gastrointestinales en un 19%.

“Ha aumentado la producción de frutas y verduras, pero no el consumo”, apuntó Cormillot. El dato fue corroborado al instante por la subsecretaria de Alimentos y Bebidas Mercedes Nimo: “El 45% de la producción se pierde”. La funcionaria, no obstante, hizo hincapié en un dato alentador: "Hay más de 200 mercados barriales en todo el país. Tienen 200.000 visitas por mes y lo que más se vende es frutas y hortalizas".

Cormillot también puso el foco en la educación y propuso que las madres sean "cuidadoras" de los alimentos que ingresen en las casas y en los colegios. "Si le digo al chico que tiene que comer frutas y verduras y en el kiosco del colegio le ofrezco otra cosa, no lo estoy ayudando. Al igual que si le digo que tiene que tomar agua y no le ofrezco bebederos". Y en el tema alimentación de los niños, el acoso escolar es un tema a tener en cuenta. "El chico con sobrepeso no va a querer llevar una fruta al colegio si lo cargan por hacerlo".