Viernes 12 de enero de 2018, 08:25

La falta de lluvia complica el estado de los cultivos

La lluvia caída días pasados trajo algo de alivio a los productores agropecuarios, aunque no alcanza para paliar la seca que se está viviendo, luego de las graves inundaciones sufridas el año pasado. Ahora se esperan precipitaciones para el fin de semana.

El ingeniero Juan José Cavo expresó que “estas lluvias son un alivio, pero tienen que regularizarse las lluvias para que todo se normalice. De continuar como hasta ahora, la situación se tornaría complicada. Ahora si esto se revierte, todo cambia sustancialmente. En los últimos dos meses, ha llovido menos de cien milímetros y con la evaporación de esta época todo se complica. Si todo se normaliza, podríamos aspirar a una cosecha de maíz y de soja bastante buena. Hay incertidumbre por lo que puede pasar y muchos productores han sembrado tarde la soja de primera, coincidiendo casi con la de segunda”.

“Hasta octubre tuvimos un exceso hídrico y luego, por la evapotranspiración, hubo productores que no pudieron sembrar porque la capa superficial del suelo secó y la soja de primera no pudo hacerse en tiempo y forma. Con estos factores, el potencial de rendimiento se ve afectado. Respecto del año pasado, a pesar del agua, el promedio del partido fue bastante bueno porque los sectores altos y las lomas rinden más. Ahora, si el tiempo nos acompaña hasta mediados de abril, podemos aspirar a un rendimiento bastante bueno aún en los lotes sembrados tarde”, explicó.