Lunes 20 de marzo de 2017, 07:24

La apertura del Paso Pehuenche y su significación económica para Junín

El Paso Pehuenche se localiza en el sur de la Provincia de Mendoza; comunica la Argentina con Chile, a través de la Ruta Nacional Nro. 145 y une las localidades de Malargüe de Argentina (22.942 habitantes) y Talca de Chile (233.000 habitantes).

Sergio Pérez Rossi, quien se desempeña como Asesor en el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Provincia de Buenos Aires, sostuvo que “Junín tiene una ubicación estratégica”, lo que le permitiría posicionarse como centro regional de logística y producción, cuando se libere este acceso.

Hace más de 20 años que se habló del Paso Pehueche, pero entre idas y venidas, el proyecto quedó abandonado. “Tiempo atrás, incluso la gente de Malargüe, vecina al paso, estaba trabajando sobre ese vector que priorizaron las cancillerías argentina y chilena luego de la vuelta de la democracia en ambos países”. Lo importante es que es un paso complementario del actual “Los Libertadores”, el elegido por miles de turistas que cruzan la frontera para comprar y pasear.

La apertura del Paso Pehuenche permitiría aliviar ese acceso eso, pero además “lo mas interesante para nosotros como juninenses es que ese paso es el vector Ruta 188 y, junto con la ruta 7, ambos pasos confluyen en Junín. Por lo tanto, Junín tiene la condición única estratégica y real ahora”, dijo Perez Rozzi.

Además, sostiene que debemos hacer cosas para que podamos captar el flujo de cargas. “Y una de esas cuestiones tiene que ver con brindar, que ya esta pensando, servicios a las cargas, al transporte y a la logística a partir de la ubicación estratégica que Junín tiene”.

La Región del Maule permite una mejor conexión con el país vecino pero, a la vez, “a Junín le permiten un acceso a los puertos del litoral pacífico y de lo que significa eso en función del crecimiento de Chile en los mercados del sudeste asiático”.

Perez Rozzi contó que el Intendente Petrecca, quiere generar suelo especifico para el emplazamiento de empresas que se dedique a la asesoría, a los servicios, al transporte y la logística y que esas empresas se emplacen en Junín. Las ventajas con las que se cuentan hoy en día para poder llevar a cabo este proyecto es que contamos con algunos estudios ya realizados, como es el Programa Ferro Urbano. “Todo eso está volcado en documentación de una valía importante, porque no hay que empezar todo de cero sino que se han hecho estudios. Hay mucho material hecho sobre el cual uno puede erigir lo que estamos diciendo”.

  Si bien el Municipio, la Provincia y Nación tienen que proveer a la facilitación y a la generación de los bienes públicos, los inversores privados tienen que hacer su aporte. Además, “todo esto redundaría en que otras inversiones piensen en Junín a partir de que exista esta ventaja que otros municipios en la región no la tienen”, finalizó.