Viernes 17 de febrero de 2017, 08:31

En noviembre terminarán de incluirse todas las categorías del monotributo al pago electrónico

El mes pasado se llevó a cabo un cambio en el régimen de monotributo que permitirá incorporar a unos 150 mil ciudadanos al régimen simplificado y pagar menos impuestos que en 2016.

Al respecto, el contador Gustavo Pulido, responsable de la AFIP Región Junín detalló que “hay un nuevo esquema de categorías. En el anterior, iba de la D a la L y ahora, volvemos a como fue en un principio, de A a K. Ahora se suma esta facultad que tiene AFIP y es recategorizar de oficio a los contribuyentes de acuerdo a la información que se cuente vinculada con acreditaciones bancarias y gastos personales, tomando, entre otras cosas, los gastos de tarjeta. En la medida que los gastos superen, en caso de los que tienen actividad de servicio, un 20%; y para los que realizan venta de bienes, un 30%,  AFIP los puede recategorizar. Otro punto importante, es que quienes han sido excluidos el año pasado, tendrán un plazo para volver a categorizarse. Hoy otros regímenes que tienen que ver con los promovidos y aquellos que están asociados a cooperativas”.

“Sobre el pago del monotributo, hay un aspecto importante, que tiene que ver con el componente impositivo, que parte de 68$, y el jubilatorio, que va a ir variando según la categoría, antes era fijo. El punto de partida sería $300. Algo que ahora se transforma en obligatorio es el pago electrónico, y ahora sí o sí deben hacerlo las categorías que van desde la H a la K. Para la categoría F y g, comienza en abril. Para mayo se tiene previsto incorporar a la D y E, y en noviembre, se incluirán las últimas A, B y C”, explicó.

 

Otras incorporaciones. Otra de las incorporaciones será el domicilio fiscal electrónico, que el contador Pulido explicó manifestando que “es un domicilio que estará en Internet y le permitirá a AFIP notificarse a través de ese medio. Esta reglamentación es muy reciente y va a llevar un tiempo aceitar el sistema, pero lleva a simplificar. Seguro que costará adaptarse pero en el  mediano plazo es para simplificar. Es un paso tecnológico importante y todo el contacto podrá hacerse a través de la web, sin necesidad de acercarse hasta la agencia”.

 

Sinceramiento fiscal. El sinceramiento fiscal, sistema mediante el cual los contribuyentes pudieron blanquear dinero en efectivo, llega a su fin el próximo 31 de marzo. Mediante esta herramienta  tributaria, al contribuyente no se le podrán realizar reclamos por bienes que no hubiesen sido declarados siempre y cuando ratifiquen la declaración jurada correspondiente al ejercicio fiscal 2015.

Pulido dijo sobre esto que “aún hay tiempo para blanquear activos o efectivo, siempre referido a compras, y también está el plan con facilidades de pago. Estamos trabajando para que la mayoría del universo que tenemos bajo control pueda acceder a esos beneficios, donde están incluidos los beneficios de liberación de impuestos. El sinceramiento fiscal ha tenido un buen resultado en Junín, ha sido muy positivo”.