Lunes 15 de mayo de 2017, 07:59

Macron asumió como presidente de Francia

Todos los honores y las tradiciones se cumplieron hoy en Francia para una asunción presidencial histórica, la del liberal e independiente Emmanuel Macron, el mandatario más joven de la V República, creada en 1958, y el hombre que prometió construir "una Francia fuerte" como la que "el mundo y Europa necesitan más que nunca".

"Yo no cederé a ninguno de los compromisos que le hice a los franceses. El trabajo será liberado, las empresas serán apoyadas, la creación y la innovación serán el corazón de nuestro país. Necesitamos una Europa más eficaz, más democrática, más política porque ella es el instrumento de nuestra potencia y nuestra soberanía", aseguró el flamante presidente al coronar la ceremonia de asunción que encabezó Laurent Fabius, el actual presidente del Consejo Constitucional y ex canciller. 

Como es tradición, Macron llegó esta mañana al Palacio del Elíseo, en el centro de París, donde lo esperaba una larga e impecable alfombra roja que lo llevaba hasta el interior de la sede presidencial, donde se encontraba el mandatario saliente, el veterano socialista Francois Hollande.

El ahora ex presidente y su sucesor se reunieron a puertas cerradas y, cuando terminaron su charla, Macron, en su nuevo rol de anfitrión, acompañó a Hollande de vuelta a la alfombra roja de la entrada para despedirlo. 

El veterano dirigente se dirigió directamente a la sede del Partido Socialista, donde hizo un breve repaso y análisis de sus cinco años al frente del Estado francés. 

Ante la prensa, aseguró que dejó el país "en mejor estado" del que encontró y, entre sus "logros", destacó la aprobación del "matrimonio homosexual", el acuerdo firmado en una cumbre mundial París para frenar el cambio climático y los "esfuerzos" que hizo para evitar que Grecia abandone la zona euro.