Viernes 19 de mayo de 2017, 07:43

Macri cierra su gira asiática con una reunión con el primer ministro

El presidente Mauricio Macri arribó a Tokio para cerrar su gira asiática con una reunión con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y también con empresarios de ese país interesados en invertir en la Argentina.

Tras su paso por China, el mandatario tiene previsto además ser recibidos el próximo sábado por el Emperador Akihito y la Emperatriz Michiko en la Casa Imperial en Tokio.

La visita oficial del jefe de Estado será la primera de un mandatario argentino en 19 años, ya que el último titular de la Casa Rosada en pisar la isla del sol naciente había sido Carlos Menem en 1998 en el marco del centenario de las relaciones bilaterales.

Como primera actividad en Japón, el líder del PRO encabezará un desayuno de trabajo con empresarios locales y directivos de las Agencias Japonesas de Inversión y Cooperación, para luego inaugurar el Foro Económico Japón-Argentina.

Además de la firma de varios acuerdos, el Presidente promoverá la llegada de inversiones en los sectores agropecuario y minero, así como también buscará una mayor apertura del mercado japonés para productos argentinos como arándanos, cerezas, uvas, limones, peras, manzanas y carne bovina.

El objetivo del Gobierno es "ratificar la asociación estratégica y seguir trabajando para que esta vinculación se vea reflejada crecientemente en el comercio e inversiones", para así "revertir una trayectoria de retracción de la inversión japonesa de los últimos 15 años", indicó la Cancillería.

 

Acuerdos con China. El presidente Mauricio Macri cerró ayer su visita de Estado a China y destacó que los acuerdos bilaterales firmados fueron "muy positivos", a la vez que subrayó que "al mundo le interesa ser socio" de la Argentina.

El mandatario celebró que "al mundo le interesa ayudar y ser socio de los argentinos" y señaló: "Ahora depende de nosotros que cumplamos con nuestros compromisos, que seamos serios y

previsibles".

"Sentimos que fue un paso muy importante, ya es la tercera vez en menos de 18 meses que lo veo a (el presidente chino) Xi (Jinping)”, dijo, subrayando que "es muy importante generar una relación personal entre los mandatarios".