Miércoles 6 de diciembre de 2017, 09:01

Un 2017 inolvidable

Escribe: Mario Nicolás Uhalt

Un entrenador ejemplar, un grupo humano humilde con un gran hambre de gloria, juego colectivo, individualidades, toques de primera, proyección de jugadores al plantel profesional y deleite a los espectadores que se acercaron a observar cada partido. Todo eso reunió la División Reserva de Sarmiento dirigida por Patricio Hernández, quien fue el creador de la “Criatura Verde” en junio de 2016.

El mismo, con un trabajo silencioso pero minucioso, fue buscando primeramente una identidad en el equipo, siendo la primera parte de aquél año, una prueba que traía algunos resultados adversos. Sin embargo, como usted sabrá o se imaginará, aunque hoy parecen prioridad, en el área formativa el objetivo principal no es el triunfo “como sea”, sino que por el contrario, se relaciona estrictamente con que los futbolistas de corta edad, en principio se formen como buenas personas y luego, como buenos futbolistas para lograr el salto al plano profesional, donde allí muchos de ellos cumplen su gran sueño: Debutar.

Y así sucedió en la última etapa del torneo de Primera División, cuando el equipo estaba en la cuerda floja, cerca de descender de categoría (finalmente ocurrió), los pibes en formación, que hacían de antesala al primer equipo, pegaron el merecido salto a la elite del fútbol argentino y dieron claras muestras que estuvieron a la altura de las circunstancias.

Aquellos chicos, cuando se produjo el cierre del certamen, quedaron en consideración del cuerpo técnico comandado por Quiroz.

Algunos, en ese momento abrió el interrogante acerca de si la Reserva podría mantener el nivel y seguir sacando futuros crack. La respuesta estuvo en evidencia durante la última parte del año 2017, siguiendo una misma línea y potenciándola aún más. Ya que los jugadores que estaban detrás de los que ya se desenvolvían “arriba”, esperaron su chance y no la desaprovecharon en absoluto.  Una vez más, destellos de buen fútbol con una idea irrevocable, más allá del rival que tuvieron en frente, de local o visitante, se hizo característica de “La Patrineta”.

Sin dudas el paso del experimentado DT marcó un antes y un después en dicha categoría.

Se fue otro año más, con la Reserva en un gran nivel, generando orgullo en todo el “Mundo Verdolaga”. Ojalá que ésta realidad se vuelque en el plano profesional, no sólo en el plano económico por la venta de algún jugador, sino también por la búsqueda de un sentido de pertenencia que no se debe perder y una de las maneras, es sin dudas mirando para abajo.

 

El partido. Almagro inquietó un poco a Sarmiento en los primeros diez minutos a través de contraataques, pero una vez que el “Verde” se hizo de la pelota manejó los hilos del encuentro y las llegadas al arco rival, de una manera gigantesca sobre el rival. No obstante, la apertura del marcador fue para el visitante, en el primer tramo del cotejo, precisamente con zapatazo desde treinta y cinco metros que se le coló a Pablo Fernández, a penas adelantado unos pasos sobre el área chica, teniendo en cuenta que el balón de forma abrupta y se coló prácticamente besando el travesaño.

Los jóvenes del conjunto de nuestra ciudad en ningún momento se desesperaron y comenzaron a buscar con mucha paciencia, mediante toques de primera y presión alta, los espacios para generar chances de gol. Y así sucedió, precisamente a través de Santiago Rosa, quien con un remate con mucha calidad y precisión, colocó la redonda cerca del palo izquierdo y finalmente besó a la red. 1 a 1 y a la bolsa. Merecido por cierto y hasta Sarmiento pudo haber logrado pasar al frente en el marcador.

Ya en el segundo tiempo, si Sarmiento dominó la pelota en la primera etapa, el complemento fue sin dudas un monólogo de “La Patrineta”, donde Almagro no hacía otra cosa que aguantar como podía los embates sobre su propio arco. Las chances más claras que tuvo la Reserva juninense fueron mediante un penal que malogró Brian Giménez y otra acción de Eric Palleros, que tras un centro de Borassi, entrando al área chica y en soledad, definió desviado. Asimismo, otras más con remates de media distancia y rebotes que los chicos no podían capturar en el área chica.

Fue empate en el “Eva Perón” solamente porque Sarmiento no fue efectivo, teniendo en cuenta el juego que desplegó y las ocasiones que generó con la gran figura de Sergio Quiroga. Igualmente, los chicos se llevaron el aplauso generalizado de toda la platea cubierta por el año que tuvieron, a base del gran esfuerzo que realizaron.

 

SARMIENTO 1 – ALMAGRO 1

Pablo Fernández

Ulises Arias

Luciano Pierce

Federico Pieretto

Facundo Castet

Eric Palleros

Sergio Quiroga

Eric Lescano

Benjamín Borasi

Santiago Rosas

Marcos Roseti 

 

DT: Patricio Hernández

 

Adrián Vega

Lucas Díaz

Nicolás Simpático

Leonardo Sánchez

Marcos Lambert

Lucas Trupia

Kevin Morán

Santiago De la Cámara

Agustín Crego

Gonzalo Oviedo

Luis Bravo

 

DT: Cristian Saladín – Sergio Achaval

 

 GOLES: PT: 10’ Sánchez (A) y 20’ Santiago Rosa (S). CAMBIOS: ST: Brian Giménez por Roseti, Martín García por Arias y  Facundo Walker por Rosa (S). Luis Lorenzi por Díaz, Gianluca Yaqué por Oviedo y Tomás Casas por Greco (A). SUPLENTES: Ignacio Mosescu, Juan Antonini, Juan Caviglia y Julián Brea (S). Franco Rodríguez, Gonzalo Pérez, Hernán Sambuchetti y Facundo Sesto (A). INCIDENCIAS: A los 20´ del ST Brian Giménez (S) desvió un penal. ÁRBITRO: Víctor Ávalos. ESTADIO: Eva Perón.