Martes 12 de septiembre de 2017, 08:09

Ruge arriba del ring

El ascendente boxeador juninense Nicolás De León, este año dejó el amateurismo y pasó a ser profesional. Vale recordar que en el terreno amateur logró un título Provincial, mientras que en el campo rentado, lleva cinco peleas realizadas.

Se inició en el boxeo por iniciativa de su abuela, en Arano Box y ahora entrena en el gimnasio de “Tata” Baldomir, donde lo hace de lunes a viernes con Jorge Carballo, llevando un dieta diaria estricta y además, se prepara físicamente con su novia Estefanía Martínez.

Nico dialogó con LA DEPORTIVA del diario La Verdad y en el inicio de la nota. al consultarlo sobre lo que significa el boxeo en su vida, señaló que “es una parte de mí, si no entreno un día, tengo la sensación de que me falta algo. Es parte de mi vida, algo que ya llevo adentro”.

Puntualmente sobre su estilo, expresó: “Creo que aguanto bien los golpes, me gusta tirar manos arriba, el cross de derecha o un gancho de izquierda. Tengo que corregir la técnica y también un poco el estado físico”.

 

Pelea más importante. Con respecto a su mejor combate, el ascendente boxeador juninense señaló que “en la era amateur peleé por el título Provincial y también una pelea en General Pinto, que me enfrenté a un chico que era de la Selección Argentina, donde estuve nervioso, pero igualmente gané por puntos”.

Asimismo recordó una pelea en cual no le salió como esperaba: “En mi segunda pelea profesional me agarraron mal entrenado, porque bajé de peso muy rápido y estaba muy débil. El rival venía bien y me ganó por puntos, estuve al borde del nocaut”.

 

Nivel local. En cuanto al nivel del boxeo en nuestra ciudad, De León, opinó que “acá en Junín hay chicos con un buen nivel, con un gran crecimiento. En Arano hay dos o tres amateur que tienen pinta que van a llegar lejos y en mi gimnasio también hay un par con condiciones. Además ayuda mucho para sacar a los chicos de la calle”.

 

Objetivos y sueños. Por otro lado Nicolás De León, expuso que su objetivo a corto plazo es sacar una victoria, precisamente en el próximo festival de boxeo que se realizará el 15 de septiembre en Junín.

En tanto sobre su máximo sueño, indicó: “Como el de todo boxeador es ser campeón del mundo, pero antes quisiera llegar a prosperar en la vida y poder vivir del deporte. Actualmente con mi novia Estefanía Martínez pusimos un gimnasio en Morse y le doy clases a los más chiquitos”.

 

Matthysse, el referente. Al ser consultado sobre su referente, el boxeador juninense dijo que “Lucas Matthysse siempre fue mí ídolo. Entrenábamos juntos con ‘Cuty’ en Arano y lo miraba e intentaba copiar lo que hacía. No me sale como a él, pero siempre lo intento”.