Jueves 18 de mayo de 2017, 08:09

Adrián Fulcheri, el Jefe de Equipo

Sobre el final del campeonato del pasado año, Adrián Fulcheri decidió hacer un paréntesis en su etapa de piloto del Turismo 4.000 Argentino y alquiló la Cupé Chevy al piloto de San Luis: Ariel Balmaceda, para la última competencia que se corrió en el autódromo “Roberto Mouras” de La Plata. La decisión había sido pensada tiempo atrás, incluso evaluada antes de comenzar los últimos campeonatos. No es falta de interés por correr, la pasión sigue vigente en el piloto de Junín, pero el constante sacrificio por reunir el presupuesto siempre mínimo para cada carrera, produjo un creciente desgaste que concluyó en la decisión de alquilar el auto con atención en pista incluida. Entre diversas posibilidades se concretó la de Sebastián Salse, piloto de Juan Bautista Alberdi que corrió todo el año pasado en la categoría y demostró una adaptación constante, permanente y en ascenso.

 

Desde abajo del auto. Para un piloto no es fácil entregar su auto por más aptitud que haya demostrado quien toma su lugar al volante, pero Adrián Fulcheri se sintió bien en el Autódromo Provincia de La Pampa de Toay cuando Sebastián Salse se sentó por primera vez en esa cupé Chevrolet. Sobre esas sensaciones Fulcheri le expresó a LA DEPORTIVA del diario La Verdad: “Me sentí muy bien, contento porque el auto funcionó de la mejor manera y hasta pudimos haber ganado si no fuera por la elección de gomas slick en lugar de las ancorizadas, no obstante Sebastián manejó muy bien, es un piloto rápido y prolijo, no maltrata el auto. Desde el mismo viernes demostró una adaptación cuando por primera vez Sebastián tomó contacto con el auto, estuvo siempre adelante, el sábado hizo la pole y ganó la serie; el domingo terminó cuarto pese al error de correr con slick cuando tenía cuatro gomas ancorizadas nuevas. Esa pista no se seca rápido como otras, pero de las experiencias se aprende. Yo le aconsejé las de lluvias, la decisión fue suya”.

 

Las ganas siguen vigentes. Sobre sus sentimientos al estar debajo del auto y tener la responsabilidad de atender su propio auto en manos de otro piloto, Adrián Fulcheri señaló: “Es diferente pero me gustó y lo disfruto mucho porque el auto siempre anduvo bien, nosotros sabíamos que iba a estar adelante, lo atendiendo con dos chicos más que hacen mucho están en el equipo, conocemos bien el auto, las reacciones que tiene y qué debemos hacer en cada caso. Sebastián tuvo la tranquilidad que nosotros estábamos de manera exclusiva para el auto y, a la vez, contamos con el asesoramiento de “Toto” Pereiró, quien desde hace varias temporadas prepara el auto completo, chasis y motor”. En cuanto a la posibilidad de volver a correr, Fulcheri aclaró: “Las ganas no la perdí, pero tampoco me gusta tener que correr para todos lados para conseguir el presupuesto y nunca llegar al ideal. Ahora estoy más tranquilo, mantenemos la “Peña 70/30” porque Fernando Lamelza, uno de los integrantes, debutó en karting en Salto y fuimos todos para acompañarlo, con el pretexto del karting seguimos con la peña”. Adrián comenzó en karting, la pregunta era evidente: “¿Volverás al karting?” – No – respondió - ¡Necesitaría uno con dos motores!”.

 

“Me gustaría un piloto de Junín”. Como es habitual en los equipos de competición tener más de un auto amortiza gastos, por tal razón Fulcheri Motorsport tiene proyectado sumar un auto a la estructura, pero no será este año, al respecto Adrián señaló: “La idea la tenemos desde que yo corría, pero este año apuntamos a ganar el campeonato con Sebastián Salse, para la próxima temporada trataremos de tener una auto más aunque eso significa tener más gente, ahora somos tres, con dos autos harán falta dos o tres personas más; no es fácil, pero el proyecto está. No queremos apurarnos, por ahora el fin está puesto en buscar este campeonato”. Si bien aún no hay nada más que una intención de tener otra unidad en pista, responder sobre algún piloto en particular es demasiado prematuro, pero Adrián dejó bien aclarado que “la idea de tener pilotos experimentados en el equipo, que puedan llevar sus autos al triunfo y, de ser posible, estar bien arriba en los campeonatos; obvio que me gustaría un piloto de Junín, pero por ahora no pudimos concretar nada con quienes en algún momento se acercaron a conversar”.